El Rincón de Sehir: Lluvia.

sehir avatar

Ha llovido bastante.

Podría decir que lleva un mes casi sin llover, pero… dos días lloviendo bastante. Es suficiente para dedicarle el título a la lluvia. No me gusta nada. Odio que llueva. Aunque estando dentro de casa sea bastante agradable saber que no estás fuera. ¿Y si quieres respirar fuera de una academia fría donde solo saben dar clase de matemáticas a tu lado?

Hablemos de clases. Os recuerdo que estudio en el conservatorio. He tenido exámenes. A la gente le gusta modernizarse (y modernizar a los que no quieren ser modernizados) y por lo tanto, el conservatorio, desde el 2010, hace los exámenes en fechas de universidad. Creo que una semana después, de todos modos. No recuerdo el día que empezó, pero por ahí serían el 10 y mucho o el 20 y poco. De enero, claro.

Han salido bien. He aprobado todo, y la asignatura para la que más me esforcé fue para la que saqué peor nota. La siguiente para la que más me esforcé ya tuvo una nota más igualada a la media. Me tocó las narices sacar nota similar a mis compañeros, pero no importa. Estuvo merecido por haberme esforzado en el dichoso trabajo y no en clase. Por el resto de exámenes no tengo nada en concreto que comentar. Espero mejorar notas para el próximo trimestre. Ya que voy a aprender lo mismo igualmente, mejor duermo un poco menos y saco mejor nota.

… Va de broma. Me importa una mierda la nota. Ni que eso fuera a servirme para competir con el vagabundo de tres metros a la derecha bajo el puente.

Eso también va de broma. Aunque la nota no me importe y no me esté riendo.

Muchas reuniones. Estoy en el consejo estudiantil. Juraría que fueron cuatro reuniones en el último mes. Y mira que había exámenes. Se dio el caso de corroboración de que me paso desde las 9:00 hasta las 21:00 en el conservatorio. Sobre todo en época de exámenes. Creí que me quedaría más tiempo en casa. Pero bueno. Entre estudiar y clases en horario de exámenes… parece que no tuve mucho tiempo para ello.

Lo bueno de acabar cuatrimestre es que las obras que llevaba tocando tres meses (vaya, con el cuatrimestre) pasan a ser repertorio auxiliar y comienzo con programa nuevo. Antes tocaba la primera obra de “Mujeres de España” de Turina y la primera sonata de Beethoven. Este cuatrimestre toco el Estudio no.9 Op.10 de Chopin, El Scherzo No.1 del mismo autor y el preludio y fuga en Mib Mayor de alguno de los dos tomos del WTC de Bach. No me acuerdo de cuál. Os dejo vídeos de esas tres obras por orden.

Resultó ser del segundo libro.

Luego es cuando te paras a pensar en el instituto. Es toda una maldita basura pensar que sigo ahí. Es verdad que podría aprobar si fuera a clase casi sin ningún problema. ¿Pero voy a clase? … Bueno. Cuando puedo. Cuando no tengo mejores cosas que hacer. Cuando no me da una taquicardia pensando en lo… imbéciles que son mis profesores. No soy capaz de aceptar tanta altanería y tantas ganas de fardar de conocimiento falso. No soy capaz.

Otro aspecto que ha tomado importancia en mi vida ha sido el de los viajes. Viajes. Viajes y más viajes. Es gracioso ver que he gastado como 100 euros en transporte en el último mes. Y lo que queda hasta que acabe el curso. Así es como apenas compro más para donde vivo que conservas. Porque ya estoy hasta las narices de ver comida caducada en la nevera después de estar una semana fuera o cualquier cosa así. Si aún por encima no como mucho allí porque tengo clase por la mañana y por la tarde en el conservatorio y es que no me compensa salir de allí. La comida es barata y está preparada. No sé hasta qué punto me cuesta más dinero preparar las cosas en casa. Me cuesta entre uno y dos euros comer allí (tampoco es que coma mucho, pero bueno).

Aunque no esté en casa mucho… a veces me apetece eso de limpiar y remodelar algunas cosas. Esta vez he puesto algunos pósters por la habitación. Tampoco es que quiera sacar una foto de ellos, más que nada porque no estoy a menos de 150km de mi habitación (oh, vaya, Sehir, estás de viaje). No tiene mucho interés, tampoco. Tengo entendido que mi gusto es algo cercano a la mierda. Y me gusta mi habitación.

Llevo todo el maldito mes intentando jugar al Elder Scrolls Online en mi PC de gaming. No es posible. No es malditamente posible. El maldito error del que ya no me acuerdo de números y letras pero tuve mucho tiempo en la cabeza no sale ponga las DLL que ponga. Voy a acabar descargándome la base de datos de DLL-files a ver si deja de tocar narices. Espero acabar consiguiendo jugar. Porque este mes no aparecerá en la lista de abajo.

Hablando del PC de gaming. Debería cambiar de pantalla pronto. Empecemos por que es 4:3. Empecemos por ahí. Ahora sigamos con que tiene como 12 años. Es un maldito dolor jugar ahí. Y lleva siéndolo dibujar mucho tiempo. Tengo que pasar las cosas a otro ordenador antes de enviar las imágenes porque los colores son distintos a los que se ven en el resto de ordenadores. Por eso tiendo a dibujar en el MacBook. Cuando dibujo digital, vaya. Últimamente me doy más por el papel.

Pero el caso que quería comentar era de cuando encendí el PC y vi que… que la pantalla mostraba toda la escala, pero no el rojo. Dicen que es un problema típico y a mí ya me sonaba de haberlo oído de un chaval que dijo “Mi pantalla cada vez me quiere más. Ahora ha decidido dejar de mostar rojo. Solo hay verde y azul. Solo un paso más para que sea perfecta.” Es verdad que el chaval tenía la cabeza un poco ida con el color azul. Pero qué se le va a hacer. Estaba todo el día con ordenadores. No recuerdo cómo lo solucionó, pero recuerdo que poco después estaba fardando de las 25 pulgadas de su pantalla full HD con veintemil cosas que probablemente no ha llegado a utilizar. Porque lo que le importa no lo requiere.

Pero… sí, eso era lo que quería decir, que dejó de mostrar rojo justo cuando no tenía el cargador del Mac cerca. Pero de cerca hablo de que se podría ir a recoger en menos de 2 horas en bus. No sé si me entendéis. Me lo dejé fuera en uno de mis viajes y estuve dos semanas sin poder usarlo. Acabé arreglándolo. Pero eso me hizo empezar a desconfiar de mi tarjeta gráfica. Porque lo arreglé cambiando de puerto. No quiero pensar que el problema es la tarjeta gráfica. De verdad.

Compré el Final Fantasy Explorers a su salida. Aún no lo he probado. Aún no tengo pensado jugarlo. Aún no tengo tiempo para hacer tantas cosas. Tengo más juegos que pasarme antes. Y uno de ellos es el Final Fantasy III. Así que este juego en concreto no me va a agobiar. Aunque lo haya comprado ya.

Otra cosa que compré fue un móvil nuevo. Mucho mejor. Aunque el nombre no lo haga notar así de primeras. Tenía el bq Aquaris E4.5. Ahora tengo el bq Aquaris E5s. Parece que he hecho una subnormalidad, pero no. Está bastante barato, mi hermano quería un móvil tan potente como el mío (E4.5 en aquel momento) y yo quería algo más de potencia. Así decidimos que yo compraría el E5s, venderíamos los móviles viejos y le daría mi E4.5. Ya tengo el E5s, así que queda darle el móvil viejo, que ya está con valores de fábrica y vender los otros, para saber cuánto es la mitad del precio resultante y que me lo dé.

Luego viene el cursillo al que fuimos Alpha y yo. Ella fue por violín y yo por viola. Me dieron un pequeño reconocimiento al final por inaugurar especialidad. No salió mal. No fue agobiante. Quizá un poco al final. Era como mucho tiempo seguido. Si hubiera algo de tiempo para digerir e intentar corregir errores, quizá hubiera sido más productivo. Pero eso nada mal. En el concierto… cuando empecé a tocar yo no me habían subido los nervios, como creí que pasaría. Pues no. Simplemente me temblaban las manos como siempre y el arco debía de estar demasiado tenso como para quedarse sin rebotar. Vaya, que salió una mierda. Pero la gente me dijo que bien porque todos sabían que soy de piano, no de viola. Si algún día llegaran a ser objetivos…

Ahora, a última hora y desde cama os puedo hablar sobre lo bonito que es tener una vida montada por horas y todo genial, hasta que te enfermas y tienes que mover toda la mierda. Un jueves tenía que ser, tío. Un maldito jueves tenía que ser. Yo creo que voy a desistir de esto de vivir, porque solo causa desgracia. Que soy yo quien causa la desgracia sobre mí, ya sé, pero luego que me pregunten por qué tengo arrugas en el entrecejo. Tengo unas náuseas…

Dejo de contaros mi vida para contaros mi productividad. Mejorable pero aceptable.

  • Anime:

    • He visto con Alpha No Game, No Life. Me esperaba que fuera bastante más de lo que fue, en todos los sentidos. Normalmente el anime que se pone de moda es el bueno de cada momento. Pues no. Esta vez no. Quizá era el mejor del momento, pero bueno exactamente no era. Quizá Ansatsu dejó el listón muy alto. De todos modos, si fueran como 50 capítulos, probablemente la calificación hubiera cambiado una barbaridad para bien.
    • He visto también con Alpha Litchi DE Hikari Club. Un interesante anime… bastante menos asqueroso que el manga. No se note que no me gustó nada. Pero bueno, el anime ya por lo corto que es (8 episodios de 2:30~3:00 min cada uno) parece más agradable.
    • He empezado a ver (también con Alpha, otra vez) Hyouka. ¿Por qué solo empezamos a ver decepciones? Llevamos cuatro episodios, pero es que me da algo de asco que no haya mencionado un anime bueno y el mejor haya sido No Game, No Life. Los personajes son irritantes. La animación es lo único bueno. Ah, y las audiciones de historia barrocas y post-románticas también han tomado un lugar en mi mente para que reflexione en ello.
  • Manga:

    • He leído Uncanny Brains. No tengo claro si la falta de manga bueno me ha hecho pensar que este es un buen manga, pero el caso es que os voy a decir que lo es. Solo hay una cosa que me perturba… La edad facial de Sid es… un término realmente variable.
    • También he leído Happiness. No entiendo por qué leo manga de Usamaru Furuya. De verdad. Si sé que solo me causa náuseas. No he leído ninguno hasta ahora que me haya gustado, pero yo sigo dándole oportunidades. Es genial.
    • Otro que he leído ha sido Mahou Shoujo Madoka Magica ~The different story~. Es de Madoka, no está mal. Quizá mi único problema con Madoka es que la personalidad de las protagonistas me ralla la cabeza. La historia no está mal hecha, de hecho es muy interesante, pero ellas… en fin.
  • Películas:

    • He visto Boys don’t cry. Película aleatoria que por alguna razón tenía en el disco duro. Quizá ahora tiene que ver con lo antigua que es la película (1999), pero los personajes me vuelven a rallar la cabeza. ¿No saben ser personas? ¿No saben pensar? Es que ninguno. Quizá la única “persona” puede ser la chica esta, Lana. Supongo que de todos modos la están intentando idealizar. Y lo de “nombre apropiado” se lo han pasado por el forro.
    • También he visto, esta vez con Alpha, la película de Anna Karenina de 2012. Bien hecha, bien rodada, bien pensada. Pero intentar hacer una película de 2 horas con un libro de más de 1000 es un reto que no suele salir bien. Tiene los sucesos algo desproporcionados y a veces hacen algo similar a Shaft, de poner más simbologías abiertas que sucesos con doble interpretación. Eso fue lo único que no me gustó. Junto con el bigote de Vronsky.
  • Libros:

    • Por fin he acabado L change the WorLd. Todo era ponerse a hacerlo. Fue gracioso leer dos capítulos el día que publiqué mi anterior rincón diciendo que no había leído nada en todo el mes. Eso me ha hecho acordarme de que fue miércoles antes de historia. En cuanto al libro, es una soberana basura, igual que la película. L no es el mismo. Para nada. Algunos diréis que es porque sabe su situación y qué son esos 23 días. Otros decimos que es puro fanservice y cómo no saber interpretar a L. Algunas partes son sus vicios en versión exagerada; otras son un OoC que ni yo en mis fanfics hace cuatro o cinco años. ¿Eso es que me los publicarían en caso de haberlos presentado?
    • He leído Morir no es tan fácil, de Belinda Bauer. Primera novela de verdad en mucho tiempo. Con eso me refiero a novela que puedo llamar novela, no como el elemento de arriba o Plenilunio. Hacía años que no podía disfrutar de un libro y me ha animado a seguir leyendo cosas que no sean manga o visual novels. Tiene elementos graciosos, aunque el final me hizo querer quemar el libro (y no precisamente por abierto).  Quiero hacer una mención especial a la mojar de Sam.
    • Con las ansias de libros buenos, creyendo que todos lo serían, empecé La chica del tren, de Paula Hawkins. Yo me había formado unas expectativas. Yo había leído la sinopsis, había visto algunos datos de la autora y me había imaginado una historia, un crimen, un asunto muy creepy, una waifu en potencia y un ambiente chungo. A nivel de la página 130 solo me he muerto del asco y del muermo que es ese libro. Ni la ultra-historia que me había imaginado, ni el genocidio que me había imaginado, ni el ambiente que me había imaginado, ni nudos en la garganta, ni mucho menos una waifu. Una mujer acomplejada alcohólica acosadora que ve una pareja de un tío ultra-celoso y una tía que solo sabe engañarlo. Vaya. Motivo para tirarse por un puente, el de saber que son 500 páginas.
  • Juegos:

    • He jugado al Fantasy Life. De todos modos sé que lo he hecho porque lo tenía apuntado en el borrador del rincón, no por otra cosa. Lo último que recuerdo sobre él… juraría que había acabado las misiones del cuento de Selenia… juraría. Debería comprobarlo, pero no tengo la 3DS por aquí.
    • He jugado al Mario Kart 64 en una 64 porque a mi hermano le ha dado por ser un pseudo-retro porque tiene compañeros de piso así. Y estuvimos jugando. Yo ya digo que el 3D de esas épocas y la mierda de derrapes que se hacen ahí solo me marean y me hacen latir las sienes.
    • Estuve jugando al Freedom Wars. Quizá 15 minutos. Dos misiones. Ya está. No tengo mucho que comentar de él, sinceramente.

Os regalo una obra hermosa y quasi epiléptica para el intérprete para despedirme. Recordad el nombre del criminal que hizo esta transcripción de una obra para cuatro manos de Rachmaninoff: Vyacheslav Gryaznov.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *