El Rincón de Sehir: Tengo 55 minutos.

sehir avatar

Me gustaría poder dedicarle más tiempo al rincón, pero por alguna mierda de la vida no va a ser posible.

Que no es tanto, hombre, que 55 minutos dan para muchas cosas, para mucho relleno, para mucho que no queréis leer. Pero es que no entraba en mis planes. No entiendo por qué no lo tenía apuntado en la libreta de cosas que hacer (quizá porque no hay horas suficientes en el día para hacer todo lo que tengo apuntado para hacer en los próximos días).

No pasa nada. Tengo apuntado mirar el anterior rincón para añadir más temas, pero creo que va a ser suficiente hacer los que tengo apuntados. De verdad. Me pregunto si tendré tiempo para exponerlos todos.

Exponer.

Como en Organología.

*risa nerviosa*

Empecemos por ello aunque haya ocurrido hace poco. Expuse un trabajo que ni siquiera empecé en una asignatura del conservatorio. Y oye. Me dio para veinte minutos. A veces me siento bien por hacer esas cosas. Luego me siento mal porque no he hecho el trabajo y aún tengo que hacerlo aunque haya acabado lo que realmente importa. Si no hubiera que entregarlo ya me hubiera librado de otra asignatura más. Pero de momento hay que aguantarse.

Había hablado en el anterior rincón de que tenía conciertos y cosas así.

  • En uno acompañaba a Alpha, tocando yo el piano y ella el violín. Salió como el culo. Pero no pasa nada, porque coló y, total, aparte de ser la obra más bonita fue la mejor tocada.
  • En otro tocaba como solista en un concierto de música española. Otro como el culo. De hecho empecé y a los cuatro compases hice un acorde suspensivo, calderón, y volví a empezar enlazando con el pedal. Como si fuera pro y todo. A la mierda. Lo que cuenta es que volví a empezar y más sucio y reconocible no podría haber salido.
  • En el último, toqué en una audición de Música de Cámara. Creo que llega si digo que la profesora, al final, me dijo “¿Y has apuntado ya la composición que hiciste durante la audición?”. ¿Sobra que diga que también me salió como el culo?
  • Y espera, que hay más. Hoy mismo, dentro de dos horas y media, tengo otro concierto. Un poco entre comillas, pero bueno. Viendo los otros tres, diría que también va a salir como el culo. Pero quién sabe. A lo mejor es este el que sale bien. … … Como si los conciertos alguna vez salieran bien.

Tuve que hacer muchos trabajos. Muchos. Demasiados. Más de los que yo quisiera. Demasiada gente de demasiadas asignaturas.

Tengo hambre.

Un trabajo de 11 páginas sobre un libro de 300. Otro de 13 sobre un libro de 50. Otro de 3000 palabras sobre fuentes varias porque hay muy poca información. Y el otro. El que ya mencioné en el otro rincón que tanto me da como me quita sueño. El de orquestal 71 a lo que acabe siendo en piano, probablemente sobre 15-18.

Acabé el primero y el segundo. El tercero está simplemente esquematizado y el cuarto… El cuarto está marcado hasta el final y empezado, como 20 compases, sobre a saber cuántos. A lo mejor me dedico luego a contaros cuántos son.

Y esperad, hermosuras. Que estoy en segundo de bachiller (aún) y tengo que sacarme por lo menos alguna asignatura para que el año que viene no tenga que sacarme las cuatro que me quedan. Espero sacar dos este y dos el que viene. Espero que sea posible. Por eso estoy estudiando todo el temario. Tengo 5 días para acabar de estudiar Lengua y 7 para estudiar Filosofía. Empecé antes de ayer con lengua y solo he planificado filosofía. Pero bueno. No voy tan mal como creí que iría. A lo mejor no tengo que reenganchar la noche anterior.

¿Recordáis segundo de bachiller (o ya os han asustado con él)? Hay libros obligatorios en lengua. Libros deplorables y libros decentes. He leído el primero deplorable, me niego a leer el segundo deplorable con el poco tiempo del que dispongo y estoy con los otros dos. En este momento estoy con La Fundación. Luego será Crónica de una Muerte Anunciada. Con esto, ¿qué tenemos? Que aparte de los trabajos tengo que leerme esos dos libros. Y claro, cómo no, estudiar los apuntes de los respectivos libros. Por suerte lo segundo no es tanto.

Por el resto, tengo algunas asignaturas de las que no hay examen, y todo esto. Me queda hacer uno el jueves en el conservatorio, antes de la semana de exámenes. La semana de exámenes teórica, no práctica. Porque llevo con exámenes ya tres semanas, creo. En la semana de exámenes tengo… ¡bien! ¡dos exámenes!

En fin. Uno es de las exposiciones de organología del resto, otro es de… de lo del trabajo… el trabajo. Aunque esta vez tenemos que hacer allí una delante de sus narices. Me encanta que para eso no haya que estudiar, sino saber hacerlo. Me encanta y me alegro.

En la siguiente semana están las audiciones y estas cosas. Vaya, el día 2 o 3 de junio tendré dos conciertos (o estaré dos veces en el mismo auditorio cagándola fuertemente). Llevo fatal el repertorio. Y tener tanto trabajo no ayuda. Os juro que no entiendo cómo nadie se da cuenta de que tenemos una cantidad infernal de asignaturas. 11 en el conservatorio, y aparte mis queridas dos del instituto. Sé que si hubiera planificado antes las cosas no tendría tanta presión ahora. Pero oye. Maldita sea, es el primer año que planifico el fin de curso mes y medio antes de que acabe y aun así me estreso porque no me da tiempo. Antes era como una semana antes.

Para mi alegría me dicen que el año que viene es más práctica que teoría. Y los creo. Porque no hay historia, no hay organología, no hay armonía, no hay análisis, no hay técnicas, no hay tecnología, no hay… no hay mierda de esa (que con la tontería me gustan más de la mitad). Pero no aguanto teóricas ni exposiciones. Es una pena que lo de las exposiciones lo vaya a haber siempre… y cuando no le rayemos la cara al profesor coaccionándolo. Pero dudo que vayamos a acabar haciendo eso. Es más legal hacer el trabajo y cerrar el pico.

Hablemos de mi querido libro. He subido muchos más diseños. Hay actualmente 26. Os dejo la galería. http://szephyr.deviantart.com/gallery/58154274/Amiskon

¿Sabéis que llevo sin dibujar desde el 18 de abril?

Durante algunas clases de filosofía que contenían temario que ya me sé de sobra por mi cuenta, hacía cosas para la segunda parte, Zwoirash. Aún no he empezado a escribir. He empezado con la esquematización. Espero poder empezar poco después de acabar el curso. Así hacia el día 6 o similares. Así a lo mejor tengo el libro para agosto, o para septiembre, dependiendo de cómo tenga de ocupado el verano. Que ya empieza… ya empieza a estar plagado de cosas que hacer.

Como podréis comprobar, he hecho unos cuantos posts en Chifuukoe. Me parece triste que sea algo digno de mencionar. Espero poder seguir haciendo posts cuando vaya al día con las tareas que tengo apuntadas en la agenda de mierda que tengo por ahí. Espero y haré, vaya. Es prioritario.

También… yo, sabiendo todo lo que tengo que hacer, me metí en más cosas. En más mierda. En más… aah… Que tuve que hacer una maqueta de un proyecto y un vídeo promocionándolo.

Es todo tan… tan… tan como me lo pidieron. Lo gracioso es que el vídeo no estaba acabado, pero la fecha límite no ha llegado. Por eso sigue siendo tan cutre. A lo mejor acabo por mi cuenta el vídeo (se lo paso si me sale de las narices), y lo subo por mi cuenta para pasarlo por aquí. Así podréis contrastar entre el vídeo sin acabar y el acabado. Apuntaré para hacerlo cuando tenga tiempo.

Hablando de otros aspectos secundarios de la vida… me quedan 19 minutos.

Ahora en serio. Reordené un poco el piso en el que vivo. Ahora parece que está medio vacío. Igualmente, está mejor así. Es más fácil de limpiar.

A Alpha y a mí nos hicieron una entrevista misteriosa, porque en una clase de un instituto de Ciudad C tenían que hacer una entrevista a un músico o a un grupo. Y allá fuimos.

Ese mismo día hubo un concierto de violín y viola en Pueblo A. Llevo desde ese momento intentando hacer un post en mi blog, pero se ve que el tiempo no ayuda. También tengo que hablar de Vanesa y de mi viaje a Londres. Pero eso eso es otra historia mucho más chunga.

En cuanto al manga que compré… no, no fue el que esperaba, pero lo compré igualmente. Pronto estará todo o casi todo publicado. Acabé Green Blood, compré Punzadas de Fantasmas y luego otro unitomo de Inio Asano publicado recientemente por Norma Editorial. No me acuerdo del nombre y estoy a 150km de ese manga.

Pasemos a la lista. 14 minutos.

  • Anime

    • Alpha y yo por fin acabamos Hyouka. Fue un momento alucinante de nuestras vidas al que no quiero volver por el maldito mero hecho de que tendría que revivir unos instantes del final. No es que el final sea bueno o malo, o chocante o cualquier cosa. Es que es Hyouka y desde el segundo capítulo le tengo tirria. Aunque no tanta como a C, Black Lagoon o Ningen Konchuuki.
    • Vimos la OVA de Hyouka. Porque era solo una y aplazar algo que puedes hacer en veinte minutos no es decente.
    • Empezamos Boku dake ga Inai Machi. Vamos a ver. Vamos en el capítulo 9 de 12. Este fin de semana lo acabamos. Es. Maravilloso. O el contraste de tanta mierda junta hace lo que hace.
  • Manga

    • Leí Missing Holiday. Nada mal. Aún me acuerdo. Eso debe de ser que es digno de mencionar. En serio, ese manga me costó tres euros y ha sido mejor que otros de 23.
    • Seguí un poco con Oyasumi Punpun. Acabé el tomo 2. Sigue siendo igual. Manga de ese estilo, no cambia. Es manga de leer de fondo. Es… es interesante, pero no nos pasemos. A ver si va a cambiar un poco el asunto y acaba haciéndome pensar que no es de fondo.
  • Libros

    • Acabé el Libro de Enoch. Mira. Ese tío me cae como el culo, pero cosas interesantes dice. No hay que negarlo. Por eso… por eso no quiero saber nada de interpretaciones que haya por ahí tiradas. Hay cosas que no son dignas de ser percibidas sensorialmente.
    • Tuve que leer On Piano Playing, de Gyorgy Sandor para hacer uno de los trabajos. Que no lo leí todo, que miré por encima contenidos, hojeé completo y me leí como cuatro o cinco veces el capítulo 5, que era el que tenía los contenidos interesantes. Que… que bueno, que tenía que leerlo entero. Pero no estoy de acuerdo con su manera de tocar el piano.
    • Leí La moderna ejecución pianística, de Karl Leimer. Entero. Este sí que tiene cosas interesantes. Pero me temo que poca gente es capaz de aplicar esas cosas.
    • Empecé Punzadas de fantasmas. Novela ligera, por eso lo pongo aquí y no en manga. Ilustraciones de Junji Ito, historias de… mirad, no lo sé. Cuando haga el post sí. Pero tiene una H en el nombre. Del libro solo tengo que decir que es un tostón. Un soberano tostón.
    • Empecé La fundación, de Buero Vallejo. Un poco por obligación, pero bueno, quería leerlo igualmente. Poco a poco.
  • Películas

    • Esta vez… no.
  • Videojuegos

    • Cooking Fever. De móvil. Pero demasiado vicia la mierda esa. Con esto ya llevo un año jugando.

Tiempo cumplido.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *