El Rincón de Miyuru: El viento me está levantando los papeles

Avatar Miyuru
Este es el momento en el que me arrepiento de no haber apuntado las cosas que hago.

Empecé a escribir sobre mis peripecias un día gris en el que corría un viento bastante agradable, por eso el título iba a ser “Hoy hace un buen día”. Por cosas de la vida que no recuerdo tuve que dejarlo para hoy, cuando ya vuelve a brillar la esfera de fuego en el cielo. No obstante, sigue habiendo un vientecillo intenso que me está alegrando por momentos. He llegado a la conclusión de que no son solo los días grises en verano, sino la sensación de frescura inesperada al verse metido en tal infierno. Claro que si el día anda nublado ayuda muchísimo más.

El inconveniente es que el viento me levanta los papeles del escritorio. Pero tampoco lo veo como un problema. Hasta me parece divertido.

Una vez leí una cosa bastante ingeniosa. Decía:

“Hola, soy humano. Hago cosas muy normales.
Quedémonos inconscientes durante ocho horas esperando a que vuelva a aparecer en el cielo una bola de fuego gigante”.
Era digno de mención.

Ando un poco cabreada hoy. Cuando me despierto después de haber tenido pesadillas nunca me encuentro muy allá, pero bueno. Laifu is laifu. Aunque no es el único motivo de mi cabreo.

Normalmente suelo despertarme con el pie izquierdo, como se suele decir, día sí-día no. B-bueno…dos días sí, día no.

VALE, TRES DÍAS SÍ Y UNO NO. Ojo, no hablo de tener pesadillas. Hablo de estados que se imponen ellos solitos. Como Texas o Connecticut.

Porque estados.

Es el chiste de mierda del Rincón de hoy. Tenéis que reíros, joder.

*Inhala una especie de aceite de plantas que tiene en la mesa del ordenador*.

Cada mes encuentro una nueva droga. (?)
Me molesta tener que chutarme a ibuprofenos o dolocatiles cada poco tiempo. Sé que no es nada sano para mí, pero los dolores de cabeza son incontrolables y bastante potentes. Mi padre me dijo que a él de joven también le dolía muchísimo la cabeza. Tal vez sea cosa de la edad. No lo sé. Mejor le preguntaré a un doktorR.
De todas maneras, conozco la respuesta número dos a mis dolores constantes. También puede que se trate de eso. En ese caso,  mejor no ir a ver un doktorR.

Es curioso porque recuerdo muchos detalles de la semana que pasé con Chifuukoe, y a medias de lo que viene después, que es lo que me importa ahora mismo. Pues tócate las narices, Paca. Solo puedo decir que me he dado a la vida social y he leído libros. E ido a conciertos. Dos, creo recordar.

No, a ver, organicémonos.  Lo que diga a partir de aquí va a ser por orden cronológico de acontecimientos.

Sé que he jugado a Pokémon Go. ¿Por qué lo digo? Porque esto incluye planes, ya que había quedado con unos amigos específicamente para ir a hacerme con todos . No fue una mala tarde aquella, no.
Voy a ser sincera con el tema. Pokémon Go es muy cutre, y no dejará de serlo hasta que decidan hacer algo bueno con él en el futuro. Está bien para sacarlo…5 minutos cada dos días, por hacer un poco la tontería, pero  la gente ya lo ha jodido.  Una vez se pasa el hype te das cuenta de que no es para tanto. Creo que les gusta tomarnos el pelo.

Pero bueno, te obliga a hacer ejercicio y a adentrarte en zonas donde pueden meterte un navajazo, y eso mola.

Ya del resto de cosas que rodean al temita de las narices y que dan un VIH que te cagas no voy ni a hablar.

Recuerdo…recuerdo haber visto un chico que llamó mi atención aquella tarde. No nos conocía de nada, pero antes de subirse otra vez a la bicicleta para marcharse, miró hacia nosotros y nos dijo amistosamente:

“Suerte con el Zubat”.

Todavía sigo preguntándome quién narices era ese hombre. Nunca antes lo había visto entre la reducida población de este sitio.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  – – – – – – – – – – Pequeño salto temporal – – – – – – – – – – – – — – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Hablando de personalidades y cobertores de cama. Ayer, día 19, mi madre me “presentó” (más bien ella inició una conversación con él, aunque parecía un poco unilateral. Ya entenderéis por qué) a un hombre de unos cuarenta y tantos años, guionista, tengo entendido. Me había hablado ya de él, así que sentía curiosidad por saber quién era. Ojos rojos con bolsas y ojeras.

Cuando a ese tío se le dibujó una media sonrisa tras un momento de hiperactividad, dijo:

-Esto, querida mía…ja. Es el sarcasmo, y es maravilloso.  Así es como funciona.*Ojos en blanco. Risitas malévolas*

Hizo unos cuantos gestos elegantes con el cigarro y, después de escupir esa hermosa frase, volvió a llevárselo a la boca.

Su comportamiento fue como el de una auténtica diva durante el tiempo que estuvimos ahí. Me marché dando pisotones a la vez que preguntaba: “¡¿Quién es ese tío y por qué ha hecho eso?!”
Era un hombre adulto, sí. Un hombre adulto con personalidad. No daba asco aun teniendo los años que tenía.

¿Qué le está pasando a mi pueblo?
Sabéis…me enfada. Me enfada no poder interactuar y acercarme a la poca vida que me encuentro, y más en un lugar como este. Pero ese cabreo me dura pocos minutos.

Puede que esté obsesionada. Me obsesiono fácilmente con cosas.

En realidad tampoco tuvo mucha importancia en mi vida este suceso. Ni siquiera se merecía un salto temporal, pero me gusta escribir de lo poco que me acuerdo.

Volvamos a la fecha indicada.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  – – – – – – – – – – Pequeño salto temporal – – – – – – – – – – – – — – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Por lo general he paseado mucho. MUCHÍSIMO. Si hay algo que adoro es meterme por sitios y explorarlos. Caminar, caminar es una cosa que me gusta mucho hacer, siempre que tenga música. Durante este mes me he movido siete veces entre cuatro ciudades distintas. Me encanta estar leyendo eso, es glorioso cambiar de sitio y el hecho de que haya podido hacerlo. Da gud stuf, dude.

Esto es mejor cuando en la casa en la que generalmente vives hay mucha gente. Entre esa gente, un niño de cuatro años. Véase: primo. Los niños hacen ruido y no nos dejan ser.

Frase sacada del futuro libro de texto de biología que publicaré para los institutos del país.
Pero quiero al chaval.

Aunque me dicen que parece que no por mi comportamiento.

ENTENDED QUE YO SOY ASÍ. DEJADME SOLA, ES LO ÚNICO QUE PIDO. *Llora*

Que por cierto, voy a por un caramelo para mí y de paso le doy otro a él.

Aquí fue la fiesta del agua. Y sí, este pueblo es conocido también por eso. Maldición.
No recuerdo que fueran los dos mejores  días de mi vida, pero por lo menos conocí una cara nueva en mi grupo de amistades. Un chico aplicado, por cierto. Hablaba varios idiomas, entre ellos chino, ya que había estado por Asia dando clases. Tan solo tenía 20 años. Era bastante majete. Lástima que viniera por culpa de alguien que más tarde iba a despreciar al pobre chico.

De verdad, hay gente que no…no merece nada.

Dije arriba de todo que había ido a dos conciertos, ¿no? El primero fue en un precioso edificio que yo adoro(ejemcírculodelasAejem) en la Ciudad de las Murallas. Era deeeeee cánticos. Cánticos, sí. Voy a buscar el programa para ponerlo aquí porque puedo y me apetece. ¿Vale? Pue vale.

Ay, no lo encuentro. Solo puedo decir que una era una canción popular china, otra una adaptación de gospel y dos versiones distintas del Miserere mei, Deus. Había…había otra de la cual solo recuerdo la descripción….
Estaba dividida en sufrimiento del ser humano, la exaltación de la fe cristiana y la respuesta de Dios. Espera, ¿era esa la de Miserere? ¿Lo era? Me estoy haciendo un lío.
Otra…que era una manera de ocultar un me JOSHUA FIT THE BATTLE OF JERICHO. Esa era la de gospel. Fue genial.
Decía que una de las muchas obras tenía un mensaje oculto por algo de que en la época en la que se compuso, en Inglaterra no estaba permitido practicar uno de los derivados del cristianismo, y alentaba a sus seguidores a que no perdieran la esperanza o algo así. A mí es que me da pena no encontrar el programa.

*Sonidito de cinta rebobinándose*

Aplaudí y me fui.

Ahora haré un resumen de lo que fue después.
(Esto me pasa por hacerlo todo el mismo día 20).

Esa misma semana me fui a otra ciudad durante tres días. En realidad, era la misma ciudad en la que se reunió el staff. Lo más destacable de haber estado allí fueron las vueltas que di y los dulces japoneses que me compraron. Ah, y que fui al cine a ver Suicide Squad.

Niños, niñas. Sé lo criticadísima que está esta película, pero yo, que no tengo ni puta idea de Marvel y mucho menos de DC, la he podido disfrutar. ¿Que es simple? Por supuesto. Pero me ha gustado cómo han presentado los personajes. No os quito la razón en lo de la simpleza, eso sí que no. Comprendo que para personas que tengan mucha idea o sean muy fans tuvo que sentarles como una puñalada. Pero para mí, nada ilustrada en el tema, fue un ratito de diversión.

Y por cierto, a mí no me digáis, pero este Joker interpretado por Jared Leto estaba muy bien, eh. Me hubiese dado tres veces más miedo encontrarme al Joker sin cejas que al Joker de The Dark Knight.

Que el Joker de Leto me parece fabulEH, SHHT. ATRÁS. HE DICHO QUE ATRÁS. APARTA ESA MOTOSIERRA DE MÍ.

Solo espero que mi opinión no llegue muy lejos para no ser apaleada por una masa enfurecida. Por cierto, os recomiendo ver la crítica que hace Loulogio sobre la película. Estoy de acuerdo hasta la médula con lo que dice, pero eso no quita que haya podido disfrutarla dentro de mi ignorancia. No sé si me entendéis.

Siempre digo eso, ¿verdad? Tengo como muletillas y palabras que repito mucho mucho.
Me enervo al verme escribir/ver lo que he escrito. Hace nada (hoy mismo, de hecho) estuve corrigiendo uno de mis post y menuda mierda. Las fuentes de las letras cambiadas, los espacios mal puestos, descripciones simples y poco elaboradas, las imágenes que tenían mala calidad. ¿Pero yo en qué aposentos divinos pensaba cuando estaba haciéndolo? Mira, mira. Yo es que me pegaba cada tortazo por hacer las cosas mal, joder.

En fin, vamo a calmarno, vamo a calmarno. Después de salir del cine comí comida como hacen los personos que comen comida. La dueña de la casa en la que dormíamos me regaló un espejito muy mono. Gracias, mujer agradable. Es super cuquiwi de la vida.

El sábado por la tarde regresé a mi casa habitual para quedarme allí solo un día. El lunes volvieron a recogerme para llevarme de nuevo a la Ciudad de las Murallas. Entre lectura de libros y más cosas, llegó un día que nos volvimos a dar otra vuelta en coche. Por suerte para mí, pudimos acercarnos a una ciudad en la que nunca había estado. Curiosamente, era el mismo sitio al que volvería a ir dos días después para ver actuar a Sehir y Alpha,  con los que tuve el placer de charlar después. Aquí llegamos al segundo concierto al que tuve oportunidad de ir. Me gustaría que hubiesen sido más, así que creo que aún tengo tiempo para informarme de si hay alguna cosa parecida cerca. Merece la pena.

Y bueno…además de eso, podría contar que la tuerca de un pendiente se me estaba incrustando en la carne del lóbulo de la oreja, y que dolía. Dolía bastante. Ahora mismo no sé cuándo podré volver a ponerme pendientes, pero espero que pronto. Poco más puedo contar de esa semana.

En el Rincón de julio dije que subiría fotos, y eso voy a hacer.

Esta la voy a poner por el simple hecho de que era una casa con las ventanas fucsia. Venga, no todos los días te encuentras una casa con las ventanas fucsia.


Es la casa de las ventanas fucsia.

Cosa que también llamó mi atención. Un charco de sangre.


Así, sin más. Caminando yo tranquilamente apareció en mitad de la calle. ¿Por qué nadie se detendría ni un momento cuando estaba fresca para saber de dónde narices venía? La gente pasaba y lo ignoraba como si todos los días vieran charcos de sangre por la calle. Si fuera una manchita, lo entendería. Pero no era el caso.
No sé si me intriga más la gente o el charco.

La calidad que puede alcanzar la cámara de mi móvil a veces es digna de revista. Comprobadlo vosotros mismos.

Antítesis

Un misterio de la vida es cómo en un pueblo tan feo había una flor tan bonita. Annnnntítesis. Sí, voy a ponerle antítesis de título a la foto. Why not.

Pocas veces me habrá sacado una sonrisa una pintada en un muro, O NUNCA. Hasta ahora.
Me gusta saber que existen personas con las que comparto el mismo sentido del humor.

Y QUE NO SE OS OLVIDE QUE LOS GATOS DOMINARÁN EL MUNDO.

Esta foto la hice ayer porque sencillamente era un sitio agradable para estar. Es…es misterioso, incluso.


¿Sabéis qué? Estas fotos no corresponden a las que dije que subiría en julio, pero es que los acantilados no estaban muy allá. Os quedáis sin acantilados, ale.

Me pregunto cómo he podido contar tantas cosas, si tampoco me he recorrido el mundo ni he vivido la aventura de mi vida. La magia es lo que hace, supongo.

COSAS QUE TE INSTRUYEN♥

  • Lo que no te mata te hace más fuerte. Saga Millennium.
  • Amiskon.
  • 1984. George Orwell.
  • La Metamorfosis, de Kafka.
  • Expediente Warren.
  • Suicide Squad.
  • Un manga de Sehir que ahora no recuerdo.
  • Deadpool.
  • Jojo’s.
  • Las instrucciones de la lavadora nueva. Real.

Que conste que faltan cosas.

Pues venga, que ahora no se me ocurre nada y llevo ya demasiado tiempo escribiendo. Hasta el mes que viene.

*Sube las escaleras del helicóptero*

 

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Buen rincón. Sí señor.
    Otro final a la lista de finales que me gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *