El Rincón de Xehan: ¿Por qué esa silla me está mirando?

Bien… vamos allá otra vez.

 

Este va a ser un rincón corto, como siempre.

Bien, ya han pasado las queridas, queridas vacaciones y, ahora, vuelta a la rutina. Tengo tanto sueño todo el tiempo que casi no puedo hacer nada. Es una constante pérdida de tiempo. ¡Que bien! ¡Con lo que me gustan a mi las pérdidas de tiempo! Pero bueno, supongo que es algo inevitable.

De verdad que tengo mucho sueño, joder.

Como era de esperar, no tengo una idea para poner en mi rincón que sea mínimamente buena. Todos son ideas cutres que se han visto ya en otros sitios, así que mejor no pongo nada por el momento.

De verdad que no sé cómo lo hace el resto de gente. Parece que sus vidas son un cúmulo de puñeteras cosas interesantes o… o algo. (Seguramente esté metiendo la pata, ya que nunca leo sus rincones. Soy un desconsiderado UwU)

“*UwU*” Estoy obsesionado con esta maldita cara, no sé por qué. La usé una vez, me hizo gracia, y ALA, FIESTA. – Esto es relleno –

¡BUENO! Y… ¿y qué tal vosotros, que nunca me contáis nada? Oh, oh, que interesante, sí, sí.

En cuanto pueda encontrar una cámara fotográfica por ahí, comenzaré a hacer fotos artísticas de estas a la que nadie parece darles la menor relevancia, sí. También tendría que empezar a hacer pequeñas esculturas con trozos de latas mutiladas (Pobres latar :'( ) y alguna cosita más, así, chachi piruli. Esto, sumado a las veinte millones de historias y dibujos que tengo pendientes lo va a hacer todo mucho más interesante, ya veréis, me va a hacer una gracia trementa cuándo no pueda terminarlos.

Oh, esto me recuerda a ese momento en que quieres dibujar en tu querida tableta gráfica y no funciona el ordenador. 🙂 ¡Qué guay! De verdad que tengo muchas cosas en mente que se acumulan y acumulan y me da un poquitín de miedo no poder terminarlas todas, ya que parece que no avanzo ni para atrás.

Tenía pensado hacer el rincón ayer, cuándo se supone que iba a estar mas activo y con más tiempo libre por la tarde y todo eso… me dormí. Es llegar a casa y me embarga el sueño, como si un luchador de sumo decidiese que yo sea su trampolín. METÁFORAS. ¡METÁFORAS! OH, ESAS METÁFORAS, POR FAVOR.

Sois unos pesados, ¿sabéis? Aquí, preguntándome por mi vida personal… no tengo vida personal, a ver si os dais cuenta de una vez. (?) ¡Ah, que pedadilla, quiero dormiiiiiiiiir! ¡No aguanto más despierto! ¡Duele!

Le voy a comprar ropa a Ræyin, ya veréis. ¡VOSOTROS NO SABÉIS LO MONO ES CON ROPITA! Es un trozo de tal relleno de algodón con forma perruna al que le queda la ropa di-vi-na.

Echo de meno esa poca, en la me ponía a hacer capítulo de una historia tras capítulo. Es lo que pasa cuándo no tienes internet. Luego llega el WiFi a tu casa y, ala, uno se desmadra.

De verdad que hay veces que me gustaría borrar el pasado y a la mierda.

¡No soy una persona interesante, idos ya, joder! No os aguanto más, maldita sea.

Besitos de amor dulce cósmico *mumumumuak*

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *