El rincón de Sehir: *mirada al vacío con entrecejo fruncido*

sehir avatar

Ya hacía tiempo que no me olvidaba de hacer el rincón el día en el que tenía que hacerlo.

De todos modos me acordé por lo menos tres veces ese día de que tenía que hacer el rincón, pero siempre en momentos en los que no podía hacerlo.

El instituto es un algo que quita tiempo, motivación y años de vida. No entiendo cómo sigue siendo legal ir, y en algunos casos incluso te obligan a ir. ¿Que quieres tener una carrera que nada tiene que ver con el instituto? (como música) Pues no, pues vas a tener que acabar bachillerato, que no tienes ninguna asignatura que tenga que ver que no hayas convalidado ya por hacer grado medio. Mejor nos callamos todos porque no vaya a ser que luego los profesores vean estas cosas y, cual secta, se hablen entre ellos de lo mucho que alguien raja para que no apruebe en su vida. Por suerte eso nunca me ha pasado. Solo una persona que ponía notas y leía rincones. Me gusta el tiempo pasado.

Empecemos y dejemos de rajar que ya me llegó con todo lo que lo hice ayer. Desde que hice mi último rincón acabaron las clases y volvieron a empezar. Hay que ver lo cortas que son las vacaciones. Pero la verdad es que hice tantas cosas que me parecieron las navidades más largas en un tiempo de años bastante interesante.

Me estoy acordando de cuando rajaba sin fundamento de los Starbucks y las cosas de apple. Básicamente porque estoy en un Starbucks haciendo el rincón con un MacBook mientras escucho música de un iPod. Da qué pensar, la verdad. Recordad no rajar sin fundamento. Acaba yendo contra vosotros. O no, pero el caso es que sé de mucha más gente que lo hace porque cree que estos productos son así de caros sin razón alguna, o solo por la marca. (y pensar que no me pagan por decir esto…)

Ya que me gusta hacer rincones largos que poca gente vaya a leer, os voy a explicar por qué, a mi juicio, el precio de esto no está tan desajustado. No es raro ver que las cosas de Apple son de lo más fino y poco pesado que hay por el mercado. Se esfuerzan en pillar los de los mejores procesadores, con ram decente, una tarjeta gráfica que tampoco es de gaming, pero no es para quejarse, con una cacho-pantalla, un touchpad y un teclado comodísimos, una batería casi inmejorable y solo puertos usb 3.0. El que tengo yo se carga en más o menos una hora y la batería me dura unos días (que vienen siendo, sumadas, entre 13 y 15 horas de uso activo). Aún por encima nunca lo apago, que siempre lo tengo en suspensión cuando no lo estoy usando. Y qué queréis que os diga, la batería del iPad me dura sin haberlo apagado en ningún momento desde que lo compré entre cinco días y una semana entre cargas. Y no es que lo use poco. Mientras tanto, mi portátil Asus, cuando lo compré, tardaba dos horas y media en cargarse para que la batería le durara dos escasas. En cuanto a los iPad… vamos a ver, no hay tanta diferencia con las tablets de Windows o las de Samsung, la verdad. Es verdad que si miras los precios de los Pro, no hay comparación que valga, pero tampoco hay comparación de potencia.

En cuanto a Starbucks… ya solo hay que pensar en la calidad. 2’80 es un café “pequeño” en Starbucks. Si metes en la misma taza tres cafés de un euro que te venden en cualquier sitio normal, apenas vas a llegar a la mitad de lo que te ponen en ese café de 2’80 en Starbucks. Además. La calidad. Vamos a ver. Solo he encontrado dos sitios donde el café sea tan bueno como ahí y son la cafetería del conservatorio en el que estudio y una cafetería remota de un pueblo remoto en el que estudiaba. Luego, si vamos ampliando la cantidad de café, sale incluso mejor de precio. A mí me parecería como un crimen que te cobraran un euro por esos cafés tan grandes y tan buenos. O uno cincuenta, oye. Incluso dos.

No sé, en serio. Cada vez que veo que alguien critica algo así me da por pensar que se parecen a gente que me sé yo y que solo lo hace porque prefiere gastarse en dinero en hierbecillas turbias, videojuegos malos pero famosos, o directamente en nada. Eso ya depende del tipo de persona y el tipo de personalidad que le han inculcado.

Volvamos al guion. Que acabaron las clases, vinieron las vacaciones de navidad y luego volvió la tortura. Es verdad que después de esos últimos días de mala vida de instituto (que acabaron en un miércoles 14, llegaron un jueves 15, un viernes 16, un lunes 19, un martes 20 y un miércoles 21 en los que… lo de ir a clase… lo teníamos inicialmente a 140km y más tarde a 530km. Es de esto que no… no puedes ir y punto. Como los primeros de clase, el lunes 9, el martes 10 y el jueves 12 (no preguntéis por el miércoles porque fuimos a clase). Es como que la depresión post-vacaciones no nos permitió ir correctamente. Fue… latar justificadamente. Sería acabar peor de la cabeza, lo de ir. Y eso mucha gente de twitter lo llevaría mal. Ya tendrían que buscarse otro nombre con el que referirse a nuestra existencia.

Si al final solo me acabo buscando bullas con la gente. La culpa es mía por aceptar más gente de la que debo en mi vida. La bonae voluntatis, dicen en idiomas raros de gente muy loca que ya nadie habla.

Bien. Que viajamos a Ciudad E (solo necesitáis ir al rincón de Alpha para saber qué ciudad es e ir haciendo una pequeña lista de cuáles son las ciudades a las que vamos por letras) y… *mira a la nada durante unos minutos* “asuntos aplazados”. ¿Pero qué quería decir yo con eso en el r-… Ah. Nada, íbamos a resolver temas de mi existencia. Se movieron tres días más adelante, pero no fue un problema. Las cosas nunca son un problema si realmente quieres hacerlas. El caso es que en el tiempo libre en el que estuvimos por allí fuimos a museos. De uno de ellos, uno en el que más esperanzas teníamos, solo pudimos ver las tres exposiciones temporales y lo que no nos interesaba (siglo XX-XXI). Lo que queríamos ver quedó en el olvido por culpa de la hora de cierre y nuestra confusión a la hora de saber por dónde ir. Es terrible. Lo único bueno es que la primera exposición era buena e interesante.

Después de acabar con parte de los asuntos a los que íbamos, pasamos un tiempo inevitable en el hotel. Que oye, no se estaba tan mal. Lo que pasa es que se notaba lo barato que era por el restaurante, que era comida resesa recalentada. Eso no era muy comestible. Pero los productos de limpieza eran de olor a limón y eso me agrada. No volveremos allí.

Otro de los días en los que ya era posible salir del hotel fuimos al museo importante. Tal decepción no me llevé en mucho tiempo. Ya deduje por qué era importante: por cantidad, no por calidad. Cosas buenas, las justas. Luego mucha cosa de relleno. Que sí, que no soy nadie para hablar, pero como público de mierda que soy, es mi opinión. Que al final solo vimos una planta porque era demasiado dolor de cabeza con tantas visitas guiadas que estaban tapando las obras buenas.

El problema siempre es la gente.

En cuanto a otros sitios a los que fuimos… todo muy bien, la verdad. Otros museos, algún parque que otro, las maravillas del metro… todo bien, la verdad.

No pudimos ir a todo lo que queríamos, pero bueno. Algunos fue porque no dio tiempo, otros porque fuimos creyendo que la web ponía horarios de apertura correctos y no era así. Cerrado.

Pues nada, nada, que nos fuimos sabiendo que tendríamos que volver una semana después. Volver a pagar un montón de dinero por ir. Que oye, que en principio merece la pena. Decidimos ir un solo día porque solo teníamos que ir a una cosa, pillando trenhotel de ida y trenhotel de vuelta. Cuál fue nuestra sorpresa al ver que… desde la aplicación no se puede pillar cama. Y nosotros creyendo que teníamos cama. Fue genial pasar en un vagón con gente asquerosa a la ida, con unas dignas señoritas pegándonos patadas y sin poder dormir. Por lo menos a la vuelta teníamos una mesa delante, y no gente. Bueno, que salimos de allí habiendo dormido un total de tres horas en un tiempo de por lo menos 48. Casi reenganchando, vaya. Que teníamos pensado ir al museo importante a ver más plantas, pero al final lo mandamos a la mierda y nos fuimos de cafeterías por ahí a hacer cosas que no requiriesen mucha tarea mental o física. Fuimos a lo que teníamos que ir y volvimos a meternos en una cafetería hasta tener que irnos. Si al final lo más cómodo estando lejos de casa es meterse en una cafetería.

Sabéis, desde ese viaje mis ojeras no han hecho más que crecer y muestran un estado preocupante.

El caso es que después de la primera vez que fuimos (no esta última que acabo de comentar), hicimos una reunión, ahora que volvemos a ser una buena cantidad en el Staff, para intentar asegurarnos de que todo va correctamente. Es decir, siendo menos, es más fácil que, sin hacer reuniones, todo quede bastante claro, pero en cuanto el número llega a 5 o pasa de él, ya es hora de volver a hacerlas. Todo bien. Tenemos proyectos en mente. Y bastante ambiciosos, la verdad. Espero que todo vaya bien.

Ahora, durante todo el primer viaje a Ciudad E, el segundo, los tiempos intermedios y siguientes durante las vacaciones, estuve jugando un montón a Pokémon Luna. ¿Y sabéis qué? Tras haber dicho en el anterior rincón que estaba observando la agonía de Pokémon, me retracto y afirmo que es uno de los mejores a los que he jugado. No puedo añadir la quinta generación ni puedo hablar con profundidad de la segunda y la cuarta, pero del resto sí. Este nuevo, la séptima, tiene chicha. Una historia decente. Han añadido algo sin estropear el resto (cosa que no confío que ocurra con el nuevo Zelda, la verdad).

Siguiente. Que después del segundo viaje, después de esos viajes en tren con los que parecía que nos transportaban para vendernos, acabamos tanto Alpha como yo enfermos. Yo con sinusitis, ella juraría que con un catarro bastante potente.

En el primer viaje (mirad qué bonito es marear cambiando de tiempo todo el rato), volvimos a Ciudad A, lo de la reunión y luego fuimos a Pueblo A, al igual que después del segundo viaje. Mientras estuvimos allí, la verdad es que creo que fuimos bastante productivos, dentro de las posibilidades que teníamos y el pueblo en el que estábamos, que, personalmente, nos resulta lo más desmotivador que hay en mucho espacio.

Me dejo ya de esto para pasar a hablaros de mi vida, pero de la parte… interesante, si puede ser llamada así.


Proyectos

  • Deviantart:

http://szephyr.deviantart.com/

Creo que en el anterior rincón me había propuesto cosas. No voy a mirar atrás y voy a continuar con lo que sí hice y no con lo que no hice.

En cuanto a la Saga LT, publiqué tres diseños (Blay Shamired, Kessa Shiel y Terie Yeren). Con esto he acabado a todo el personal de Selka (por lo menos por el momento). Es verdad que aún me quedan los que se mencionan pero en el momento en el que transcurre la historia principal (no contando spin-offs), ya están muertos. Por lo tanto, de momento se queda así. En Zwoirash no aparece más gente de Selka y por lo tanto debo pasar a otros personajes que sí aparecen, como Seth Ryesor, que incluso aparece mencionado en Amiskon. Probablemente sea el siguiente que haga.

… En fin, quién se habrá fijado en ese Seth que aparece mencionado en un punto inconcreto del quinto capítulo de Amiskon que incluso parece inventado en el momento por quien lo menciona.

Continuemos.

No hay nada de Natural World, ni de 362, ni de Short Stories, ni de manualidades, ni de avatares de Chifuukoe. Y no quiero aclarar nada de ello. No tengo tiempo. No tengo tiempo ni para hacer este rincón.

De lo que sí hay es de Diseño. Hay un trabajo, el último del primer trimestre o el primero del segundo trimestre, dependiendo de cómo se quiera mirar. Era de hacer una tipografía basándose en otra. Arriba la original y abajo la modificada.

De lo último que hay en esto es de cielos. Esta vez puede ser que me haya pasado un poco. Pero es que aún me quedan unos cuantos por subir, entre todo lo que tengo. Y las fotos que vi pero no pude sacar. Aah… Skies #11, Skies #12, Skies #13, Skies #14, Skies #15.

  • Wattpad

https://www.wattpad.com/user/szephyr

Qué. La vida bien, ¿no?

Mirad, sé que… que vivo en mi mundo de yupi, pero Tiempo es un ente que a veces quiere dejar de existir, sobre todo después de conocer a Tranquilidad. Es como que se van juntos y a ti te dejan con la mierda, con el amigo que no quieren. Con Estrés. Y no puedes trabajar porque no te deja en paz y te exaspera.

Bien, que publiqué un apartado de información de la historia B, que no sé de cuántos capítulos será, porque está el boceto hecho, pero no separado en partes. Creo que puse que serían por ahí tres capítulos. Y no lo niego, oye, pero tampoco lo puedo afirmar por completo. Aquí la tenéis: https://www.wattpad.com/story/84358128-b-si-se-r%C3%ADe-es-que-te-ha-localizado

Deducid de qué va y todo eso. De momento no voy a decir nada más que es de unos chavales que van a otro país a participar en un concurso de música. Luego ya, si vais leyendo, veréis qué va pasando con ellos. El primer capítulo lo tengo a medio hacer.

Por el resto, actualicé la libreta en la que tengo apuntados los datos de historias, aunque cometí el error de apuntar justo después la historia 0 para continuar, y creo que esa va a estar un poquito estancada mientras corrijo los primeros capítulos publicados y les meto algo más de materia.

Ahora tengo apuntado que debo explicar los grupos en los que estoy dividiendo las historias. Lo voy a hacer breve porque no sé a cuánta gente le debe de interesar saber por qué hay letras y números antes de mis historias. Básicamente es por clasificarlas:

  • Las que empiezan por números (del 0 al… ¿al… 35?): Tienen en común que narran la historia de una persona desde el punto de vista de otra u otras. Algunas probablemente serán demasiado enrevesadas para que esta clasificación sea visible en ellas. Estas van un poco aparte. Todas están basadas en sueños, además.
  • Las que empiezan por letras mayúsculas del alfabeto latino (de la A a la Z): Tienen en común que el lugar en el que se desarrolla la historia es Ainver (el mismo sitio que Amiskon, Zwoirash y el resto de la Saga LT sin contar uno de ellos).
  • Las que empiezan por letras minúsculas del alfabeto griego (de la α a la ω): Tienen en común que el lugar en el que se desarrolla la historia es Aren (el mismo sitio que Zareig’Faine. Ya. Ya sé que no sabéis, ya. Pero como para explicarlo).

Y bueno, que de momento está con dos capítulos publicados la historia 0 (que recomiendo leer cuando estén corregidos, no ahora, que hasta es probable que cambie a algunos personajes), está publicada por completo la historia A, está publicada la parte de información de la historia B y empezado el primer capítulo, está el borrador de la historia C, que aún tardará bastante en ser publicada, y también están los borradores de las historias α y β, aunque la primera no muy pulida.

Pero vamos a ver, para quién hablo.

  • Saga LT

Dibujos, sí. Hice tres y pensé un boceto sin hacerlo. Panfleto del festival que es mencionado en Amiskon, se toca por encima en Zwoirash y se ve de lleno en CJDC #11, sí, un poquito. No mucho. Diseño exterior a medias y poco más. Contenido casi nada, pero explicación un poquito más.

Horario Alex va como puede. Está todo lo que aparece en Amiskon, pero no me convence cómo lo hice. Creo que voy a hacer el que tiene ella colgado en una puerta y luego el que pasa de verdad durante los sucesos de Amiskon y Zwoirash.

También parte del capítulo 2.3. Sí, como una página. Sí, sí.

Vaya, que algo hice.

  • Kjashi:

*se limpia el sudor del labio superior* Sí, bueno. Sí. Yo intento hacer algo, ¿vale?


Staklin

  • Anime

    • Durante la estancia en Ciudad E, Alpha y yo vimos Ozma. Aunque fueron 10 días, no logramos acabarlo, pero más tarde sí lo hicimos. Creo que de hecho acabamos hace unos días y solo para poder poner en el rincón que habíamos acabado de ver esa mierda de seis capítulos. Creo que le puse un 3 en MAL. Y me estoy preguntando por qué no fue un 2.
    • También volvimos a empezar Durarara!!. Está bien ver cosas que sabemos que son buenas, la verdad. Es algo que comparto, sí, la verdad…
  • Manga

    • Empecé Hiki. Aún no sé de qué va.
  • Películas

    • Vimos Divergente, en mi caso por segunda vez. Que sí, que quiero seguir viendo las siguientes, a ver cuándo la cagan. Yo ya no tengo esperanza en nada hasta que vuelva a aparecer como con Pokémon.
    • Vimos también Siempre a tu lado Hachiko (2009). Yo no lloré, pero los nudos en la garganta amenazaban. Muy bien la película, sí. Me gustó.
    • También Incendios. Lo único que tiene esa película (e imagino que la obra de teatro), es el plotwist del final. Le sacas eso y la película me tiene todo el rato con el mismo escepticismo con el que empecé a verla.
    • También vimos una de un niño retrasado y un perro, en la tele, en Ciudad E. No sé ni el nombre, pero la vimos entera mientras yo agonizaba.
    • En el tren también vimos un documental del Bel canto. Interesante. Si sacaran cosas así por la televisión la gente sería más culta.
    • Vimos REC, otra vez en mi caso, por segunda vez. Pero me gustó creo que incluso más que la primera vez. Se le sumarían los feels.
    • También vimos El violín rojo. Muy guay también, sí. Interesante y todo. Da la sensación de que ocurrió de verdad. Hasta que ves que es ficticio. Muy logrado. Se nota que preguntaron al experto.
    • Por último, vimos La visita. Parecía mucho peor de lo que fue. Que tampoco es una cosa tan lograda, que está muy usado lo de que graben con una cámara los propios protagonistas (que no he dicho esto de REC porque es de hace ya su tiempo), pero oye. Al principio no te esperas que sea lo que es.
  • Libros

    • Seguí un poco con La última salida, de Federico Axat. Un poco. No me acuerdo ni de qué fue lo último que leí. Pero quiero acabarlo, la verdad.
    • Durante la estancia en Ciudad E leí El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Stevenson. No tiene gracia cuando ya sabes lo que pasa al principio, por el medio y al final. Creí que me gustaría más, pero sé que no es culpa del libro. Puede ser tanto de la traducción como de que ya sabía lo que pasaba.
    • Empecé también La lección del maestro, de Henry James. Mucha palabra culta que apuntar en la lista de “palabras que usan mal los alumnos de 2º de Bachiller”. Aunque nunca se las haya escuchado a algunos. Ya estoy haciendo una lista porque me parece un fenómeno digno de teoría que todos empiecen a utilizar palabras raras mal en ese curso.
  • Videojuegos

    • Jugué bastante a Pokémon Luna y ya hablé de lo mucho que me gusta. Me pasé la liga dos veces y estoy intentando completar la Pokédex de Alola, por lo menos de momento.
    • Compré en las rebajas de Steam Outlast, y la verdad es que ese miedo es… ese miedo y esa tensión por la que pasas es… me hace acordarme de Amnesia y de Silent Hill 3 y 4. O el Shattered antes de que pierda la gracia y te tomes a esos bichos rosas de broma.
    • Jugué también un poco al World of Warcraft, pero creo que eso ya ni tengo que mencionarlo.

Me voy, ya me voy. Tengo ocho tareas que hacer en lo poco que queda de sábado y en el domingo, la mayoría obligatorias para el lunes. Continuaré con ellas y espero conseguir salir de esta. En el próximo rincón lo sabréis.

(sí, final abierto, qué interesante)

Me despido. Intentaré ser más puntual la próxima vez.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Miyuru Mujzait dice:

    Pareces estresado. Y es que se entiende muy mucho, pero sería bien que calmaras los lloros. Si no sabes muy bien cómo, recomiendo escribir en libreta los cambios que provoca señor Estrés. Es gracioso encontrarse 144 al final del mes. Y bonito. No sé. De eso que te da satisfacción.
    Xehan y yo esperamos que publiques en Wattpad con ganas. Pero sobre todo, poder leer en verano otra parte más de tu saga, aunque sea solo por los feels del anterior y esas mierdas de seres humanos.

    salu2

    • Los lloros los calmo hablando así con la nada y contigo, con Alpha y con el resto de gente que lee el rincón. Que es más monólogo que otra cosa, pero bueno. El señor estrés me quita la existencia, así que no es cambiar, es anular. En Renfe no te hubieran entendido los muy trenhotel asiento. Publicaré en Wattpad con ganas, imagino. Y Zwoirash probablemente esté para verano. Las bidas probablemente me lo permitan. O espero que sea así, baia.
      Sal1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *