El Rincón de Yukino: No sé qué poner aquí

La verdad es que no sé qué poner aquí tampoco.

Y… ya es 27. Sinceramente no me di cuenta hasta que estaba delante del examen de… inglés creo, (?  y me mandaron poner la fecha y ahí fue cuando se hizo la luz y recordé que tenía que subir el rincón. Creo que es lo más productivo que he sacado del examen de inglés.

Pues hoy os voy a contar una experiencia traumática ocurrida ayer a la noche.

Era la una de la noche cuando por fin conseguí dormirme. Y pues eso, que me dormí. Fin.

No, no, tranquilos, tranquilos, sé que necesitáis saber más.

Buenos pues que me dormí, y tuve una pesadilla, como no. Pero esta vez era peor que normalmente porque juntaba varias pesadillas que suelo tener, obviamente nada agradables. La pesadilla trataba de dos hombres trajeados que me empiezan a perseguir. Hasta ahí normal, una de mis pesadillas más habituales, la cual puede acabar de tres maneras: me matan, les mato o escapo. Pero esta vez fue diferente, porque ellos no me matan, sino que de repente aparecí justo delante de un precipicio enorme, y me caía. Realmente fue curioso porque no había nadie, pero algo me empujó.  El caso es que cuando despierto de las pesadillas siempre, SIEMPRE, veo caras. Y esto es lo verdaderamente estresante. Obviamente no son caras agradables, sino que son monstruosas y horripilantes. Y hasta que no enciendo la luz no se van. ¿Qué pasó esta vez? Que no era capaz de darle al interruptor, directamente no lo encontraba, por ningún lado. Movía el brazo hacia donde normalmente estaba y  no era capaz de encontrarlo. Entonces empecé a darle golpes a la pared y ya desesperada para que se encendiera la puta luz me tiré de cama corriendo hacia el otro interruptor, me caí y las caras se hacían más grandes hasta que por fin conseguí encontrarla. Me agobié mucho, de hecho, ya no pude volver a dormir en toda la noche.

Aunque ya sé la razón de mi pesadilla. Es que…. Naruto…. su último episodio… Y SU NUEVA SERIE. Sí, sí. Porque claro, no es suficiente con dos temporadas de 220 capítulos la primera, y de 500 la segunda. Eso sin contar tooodas las películas y todos los especiales porque si no no acabamos en ocho vidas. Bueno, que ya me voy por las ramas otra vez. El caso es que por fin terminó. Además, era obvio que iban a sacar una nueva serie. Lo que vende, vende y se explota hasta cuando se pueda. A ver, que la serie no va a ser de Naruto, sino de Boruto… su hijo. Oye, no os equivoquéis, a mí Naruto me gusta, lo que no me gusta es todo su relleno y todo lo que han explotado la saga.

AY QUÉ SE ME OLVIDA. Estoy enganchada al Zelda BotW. Lo amo. No es mi Zelda favorito ni mucho menos, pero es amor. Pero odio que se rompan las armas, lo odio mucho. Hoy estaba investigando sobre donde podría estar en su cronología y mi hermano y yo tenemos la teoría de que entre el Zelda OoT y el A Link to the past. ¿Por qué? Por diversas razones que me da pereza explicar.

 

Bueno, no tengo nada más que contar. Mi vida es siempre igual. Me levanto, voy a clases, tengo deseos de quemar el instituto con todos o casi todos (depende del día) dentro, vuelvo a casa, me encierro en mi habitación y fin. Sí, una vida llena de lujos oye.

Bueno, pues eso, que adiós ( ·-·)/

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *