El Rincón de Yukino: 35 días para el comienzo

 

Estoy en un estado entre asustada y emocionada.
Quedan sólo 35 días para que deje este sitio para irme a Canadá. Tengo ganas. Muchas. Pero también miedo. Es difícil de explicar. Siento que por fin voy a… No lo sé la verdad. Sólo creo que las cosas mejorarán.

Pero por otra parte esta posible mejora también significa dejar a mi familia. No voy a mentir. La parte de dejar aquí a los “amigos” me da bastante igual. Estoy segura de que conoceré a gente mejor allí… Porque eso no es que sea muy difícil que digamos. Pero el tema familia me preocupa. Digamos que les tengo mucho cariño a mis padres, aunque que sean demasiado sobreprotectores. Y no tenerlos a mi lado va a ser difícil.

Lo que más me preocupa es el primer día de instituto. Es lo que peor voy a llevar creo. Es todo demasiado diferente a lo de aquí. Pero en cambio me encanta mi nuevo instituto. Tiene clases de todo tipo y clubs de casi cualquier cosa. Por encima es gigante. Paso de 100 alumnos que tenía mi instituto a 1050. Es definitivamente un gran cambio.

Lo que de verdad me emociona es la parte del teatro. Me encanta actuar y por fin lo voy a hacer bien. Porque sí fui protagonista en las obras del teatro del colegio pero… No. No. No. No. No me compares.

Lo que de verdad me pone muy muy muuy nerviosa son todos los controles de los aeropuertos. Y lo de la maleta.

Peeeroooo bueno. Ya es hora de parar de pensar en ello.

Ahora mismo le estoy dedicando mi vida a vaguear, jugar a cualquier consola que tenga cerca y dormir. La parte social se resume en personajes ficticios sacados de juegos otome. Beliebeve me, es una vida social muy entusiasmante.

Ahora mismo estoy obcecada con Mystic Messenger. Ya hice la ruta de Zen y ahora me dedico a la de Jumin. Vaya loco. Me encanta como casi me secuestra en su casa. Y no, no es ironía. Me parece bastante emocionante su ruta. En cambio mi patata pertenece a Seven. Osea plz. Es el mejor. Y ahora con todo el embrollo del hacker y así en la Deep Route es como demasiado. Lo que me hecha para atrás son los puñeteros hourglasses. PORQUE DIOS MÍO QUE COSA MÁS FÁCIL DE GASTAR Y DIFÍCIL DE CONSEGUIR. Mi problema es que soy adicta a las llamadas. Porque hay algunas muuuuy intensas. Y es que pasé de tener ciento y pico hourglasses a tener 5. Entre que me compré la ruta de San Valentín de Zen, las llamadas y los errores de conexión en las llamadas (te odio internete) me arruino. Si es que por encima no tengo datos y todo me va demasiado lento y tengo que moverme para robar wifi al bar de abajo. Ay la vida es dura…. PERO MÁS LA VERDURA JAJAJA… JA… ja…. Podéis matarme.

Ay, el otro día iba caminando por un callejón oscuro donde solo pasaban dos personas más y me invadió una mala sensación. Pero no pasó nada. Tristemente. La verdad es que querría que un ladrón me intentase robar y yo tener que usar lo que he aprendido de kárate. No sé. Sólo quiero pegar a alguien. Pero una buena paliza.

PUM PAM PIM PIUM PIUM me voy PAM PEN PUM POMMM

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *