El Rincón de Miyuru: SOY UN ASCO DE PERSONA AY DÉOH MÉOH

PERO QUE ME OLVIDÉ OTRA VEZ DE HACERLO A SU HORA. EL RINCÓN. Esto no puede seguir así.

Lo bueno es que nadie me llama la atención ni me riñe. Libertá para el pueblo judío.
Podría ya directamente pasar de haberlo escrito, pero luego pensé: “NO, NO PIENSO CONTRIBUIR A LA DEGENERACIÓN DE LAS COSAS” y aquí estoy escribiendo cosos de cosos sobre más cpososdosdfs.

En este preciso momento debería estar haciendo un trabajo cuyo plazo de entrega expira hoy mismo y no lo estoy haciendo. Vamos bien. Siempre tengo cansancio encima cuando menos me hace falta (en el 99,9% de las ocasiones) y esta vez no iba a ser una excepción, ni muchisísimo CHISÍSIMO menos. Pero welp, todo sea.

Parece que voy muchas veces al teatro si juntamos varios de los más recientes posts. Lo que ocurre en realidad es que han coincidido semanas culturales de estas turbias en mi pueblo y claro, siempre aprovecho. La de esta vez fue en portugués cerrado cerrado. Me costó tomarme la obra en serio (era una comedia) como para comprender un poco más aparte de las bromas y el argumento principal. Que no solo eso, es que al ser tan cerrado como que no se entiende nada.
Si es que al final voy a hacerme crítica de teatro sin saber nada sobre eso.

Habría que cuestionarse y desmenuzar mucho el significado completo de estas famosas “””semanas culturales””” en las que se dedican mayoritariamente a hacer el paripé con poco presupuesto y malas pulgas. Y pocas ganas de hacer las cosas bien, por supuesto. Por ejemplo, te proyecto en una pantalla blanca dentro de un establecimiento la película “Scary Movie”. Semana cultural del cine post-moderno. ¿VEIS? Así de fácil. Cultural y rico rico todo.
Dejaré la crítica por hoy.

Sopa. En la residencia nos sirven sopa espesa que no me he atrevido a probar todavía, ni pienso que lo vaya a hacer. En general la comida del sitio en el que vivo es… es… cómo decirlo…
Plastiqueña. Aburrida. Mala. Espantosa de vez en cuando.
Te ponen la comida cocinada, pero después los residentes tienen que andar comprándose por su cuenta otros alimentos para complementar y así quedar satisfechos con algo en esta vida, porque en las comidas va a ser que no.

JODER LA CRÍTICA, ESTA FUE DURA.

Me hace mucha gracia recordar las palabras de una muguer que me respondía  con “sistema” para ir acorde conmigo. “Ves, el sistema es malo pero al final no lo era tanto porque te han ayudado”. El sissssssstema. Anda qué… en fin, da para libro algunas de las cosas que llevo escuchado este año. Es guay cuando la gente se topa con alguien a quien no pueden gestionar fácilmente, por decirlo de alguna manera. Me parece que solo me estoy entendiendo yo.

Otra cosa que no me gusta es no poder estar en nuestro cuarto por las mañanas por el hecho de ser jóvenes. Quiero decir, ¿cumples la mayoría de edad para qué? Sigues sin poder hacer mucho. Me parece bien que haya normas, pero en ciertos aspectos… Hace unos minutos estaba hablando con el director del centro. Como habían venido como cada mañana a asaltar la habitación para fregar el suelo (sí), tuve que salir y marcharme a una zona común. Más tarde llegó el director y me comentó un par de cosas, aparte de que se había tomado la libertad de entrar en nuestro cuarto mientras limpiaban para desconectar los cargadores de aparatos electrónicos porque podía ser peligroso. Al parecer, en cierta ocasión una de esas cosas dio un chispazo y desde entonces prevenían. No sé por qué, pero más que prevención me he sentido un poco invadida, tal vez. A lo mejor el problema es mío porque tengo unas ideas muy malas de andar a mi rollo demasiado. Pero, en fin, por todo lo demás, me siento bastante bien en este sitio.

Esta sensación de desagrado me hace recordar cuando me leí Oyasumi Punpun y me dieron ganas de quemar ese maldito manga asqueroso que no debió haber visto nunca la luz del día.

En química todo va adecuadamente por el momento. Siento un poco de estrés, pero por el momento aún veo que puedo “hold it”, ya’know. Hasta que se me vaya la pinza como suele ocurrir a mediados de cada trimestre, por supuesto. Las tradiciones y las buenas costumbres no se deben perder.

Estoy usando un ratón que no es el mío. Gracias, compañera de habitación, por prestármelo.

ES QUE ME CAGO EN TODO, TÍO, TE JURO QUE UN DÍA DE ESTOS ME VOY A MATAR SIN QUERERLO. Me acabo de meter un buen golpe en la mano contra la estantería. Y es que me rompo a cachos. Que si me golpeo con cosas, que si me tropiezo, que si al levantarme de estar sentada en el suelo me suenan los huesos como si se estuvieran rompiendo, que si me sangra la nariz, que si el corazón me va arrítimico a cachos…
Me huele la vida a pupa.

(abeses)
EL CASO ES QUE TODO ESTÁ BIEN. No hablaré de las cosas que te instruyen.
(abeses)

ME DESPIDO, QUE QUIERO DORMIR UN RATO, AUNQUE SEA POR LA MAÑANA. BUENAS NOCHES CHEICOS Y CHEICAS.

(O Y -)/

*ending*

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *