El Rincón de Sehir: El día 13 ya tiene un significado especial para mí.

Creo que no existirá ya momento en el que me olvide de que el día 13 es el rincón, porque por mucho que haya tenido qué pensar y no lo haya hecho en Chifuukoe… escuché 13 y ya pensé en el rincón.

Que da igual, oye. Pero es un dato interesante para mí. He estado jugando mucho al wow durante estos días. He vuelto. Es verdad que estoy en un servidor x12, pero estos días, a pesar de tener que hacer trabajos y estar en cuarto de carrera he llegado con dos personajes desde el 1 hasta el 90 y 96 respectivamente y con otros al 66, 104 y otro nivel más superior al 30 del que no me acuerdo. Y eso a alturas de ahora, que acabo de volver a iniciar sesión.

Me diréis que es una enfermedad, pero creo que quita ansiedad mejor que los ansiolíticos. Por esto de que piensas menos en el mundo de fuera de la silla y más en el de dentro de la pantalla. Con un café ya es insuperable.

Pues a partir de hoy tengo un “evento” cada día lectivo. Ya sea entrega de trabajo, exposición, concierto/audición o rollos así. Me hace gracia pensarlo.


Han pasado dos días. Y reconozco que deliberadamente. Hoy me ha dado por aquí:

Liszt – Ballade no.2 (Ver. Horowitz)

No entiendo por qué a Brahms no le gustaba el rollo de la música programática. Yo creo que es lo mejor que le ha podido pasar a la música. Y otra cosa. Me hacen mucha gracia los manuscritos de Liszt. Son la cosa más desorganizada y llena de borrones que vi en mi vida. Ni mis libretas tienen tanto tachado ni tanta corrección Ni pego otras hojas por encima porque me ha dado por cambiar casi por completo el inicio de una sección.

Pero cómo componía el tío. Y cómo debía de tocar.

Estuve dudando entre poner la versión de Horowitz o la de Arrau. Así que si os interesa podéis buscar la otra. Son bastante distintas, pero las dos… de calidad indescriptible.

A lo que iba, que llevo un tiempo hermoso y perfecto de poco dibujar y menos escribir. Mis intenciones para antes de fin de año son, desde luego, demasiado ambiciosas. Pero bueno, si vamos resumiendo un poquito lo indispensable, sería:

  1. 6 trabajos para clase
  2. Acabar el Project MIRAI (que sigo con él desde que salió. No soy capaz de jugar a esa cosa si no es por obligación. Pero me sentiría mal no pasándomelo)
  3. Llegar con un personaje al 110 en el Wow.
  4. Empezar y acabar Mirai Nikki.
  5. Acabar Sankarea.
  6. Acabar de ver la trilogía de Matrix.
  7. Jugar un poco a Persona 3 (antes de que me olvide de lo que ha pasado hasta ahora, a ser posible).
  8. Acabar de pasar al ordenador la versión poco legible que tengo de Peer Gynt.
  9. Acabar Sueño de una Noche de verano.
  10. Acabar de leer Tokyo Ghoul (sin contar re: y otras cosas que pueda haber; solo la primera).
  11. Acabar el quinto capítulo de Zwoirash.
  12. El dibujo de los personajes de la Historia B.
  13. Un dibujo de la historia B, de una escena concreta.
  14. Dos dibujos de escenas de Amiskon.
  15. Hacer un artículo sobre la novena sonata de Scriabin para una revista digital.

Demasiado ambicioso. A ver si en el próximo rincón pongo lo que acabé de eso. Hay cosas que podría prolongar levemente en los días, que vienen siendo 1, 2, 6, 10 y 15.

Hay muchas cosas, sí. Pero bueno, supongo que organizando los días correctamente, se puede acabar en este tiempo. Quedan 16 días de año, de los que muchos estaré en casa teniendo la posibilidad de hacer casi lo que a mi voluntad le plazca.

Así que voy a ponerme ya a eso, ya que no tengo nada más que decir, por mucho que lo pienso.

DeviantArthttps://szephyr.deviantart.com
Instagramhttps://www.instagram.com/szephyr13/
Wattpadhttps://www.wattpad.com/user/szephyr
Twitterhttps://twitter.com/SzephyrS

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *