El rincón de Sehir: *mirada al vacío con entrecejo fruncido*

Ya hacía tiempo que no me olvidaba de hacer el rincón el día en el que tenía que hacerlo.